Remedios caseros y naturales para la tos seca

Mujer joven infusión caliente taza té con limón

La tos seca o improductiva es una tos sin mucosidad ni expectoración que empieza con la irritación de las mucosas respiratorias y que causa un intenso picor y escozor en la garganta. Si no se corta a tiempo, se podría entrar en el llamado círculo vicioso de la tos (picor-irritación-picor) ¡y puede convertirse en un verdadero problema!

Para combatirla, la solución más efectiva son los fármacos antitusivos o antitusígenos. Los hay de acción central (actúan sobre el centro bulbar de la tos para inhibirlo), de acción periférica (actúan sobre los bronquios para calmar la irritación de la zona) y de doble acción central y periférica, que permiten abordar el problema de la tos de forma completa.

En la farmacia podemos encontrar estos productos en formato jarabe o grageas, entre otros, y siempre será recomendable consultar antes con nuestro farmacéutico o médico para una correcta administración.

Además de los tratamientos farmacológicos, tenemos a nuestro alcance otras medidas o remedios naturales que si se combinan pueden tener efectos beneficiosos, ayudando a acelerar la eliminación de la tos.

Medidas naturales contra la tos seca

En caso de tos seca, todo lo que hagamos para tratar de evitarla o reducirla, suma y ayuda a que la recuperación sea más rápida.

Los remedios naturales nos ayudan a:

  • Hidratar y lubricar, ya que favorecen la salivación y la creación de una película que reduce la irritación de la tráquea y la mucosa de la faringe.
  • Suavizar la tos, reduciendo la intensidad de los espasmos.

Hay una serie de ingredientes que, gracias a sus propiedades naturales, son utilizados frecuentemente como antitusivos. Los encontramos en varios tipos de preparaciones y a menudo combinados entre sí.

Alimentos

  • Miel. La miel es uno de los más eficaces gracias a sus propiedades antibióticas, antibacterianas y expectorantes. Su viscosidad crea una capa que protege y calma la irritación. A cucharada limpia, o diluida en agua o leche con un chorrito de zumo de limón, es uno de los remedios estrella de las abuelas para combatir la tos. El propóleo también es aconsejable.
  • Chocolate negro. El chocolate contiene una sustancia llamada teobromina que, indirectamente, ayuda a calmar la tos. El chocolate negro tiene unas concentraciones más elevadas de este elemento porque no se diluye en leche. 60 gramos al día es la cantidad recomendada en este caso.
  • Caramelos. Los caramelos para la tos ayudan a aumentar la producción de saliva, que a su vez lubrica la garganta y evita que pique.
Mujer oliendo tarro hierbas tienda remedios naturales

Plantas medicinales e infusiones

La naturaleza nos provee de numerosas plantas con efectos terapéuticos muy específicos, como las mucolíticas, las expectorantes, o en el caso que nos ocupa, las plantas antitusígenas. La propiedad antitusígena se la confiere una componente llamado mucílago, una fibra o gel vegetal que actúa como demulcente.

En general, la ingestión de cualquier tipo de líquido será beneficiosa para combatir la tos y mantener el cuerpo bien hidratado. Por ello, algunas de las plantas medicinales con las que podemos preparar infusiones beneficiosas para ayudar a combatir un resfriado, proceso catarral o episodio de tos, son el tomillo, la malva, regaliz, gordolobo, los llantenes, el anís verde o la grindelia. Estas plantas se pueden aprovechar por separado o combinadas para potenciar sus efectos, y es que algunas plantas poseen propiedades calmantes y demulcentes que ayudan a rebajar la irritación, mientras que otras actúan directamente sobre el músculo bronquial y evitaran el espasmo, y con ello, la tos.

  • El tomillo, una planta muy usada a lo largo de los años, ha demostrado ser eficaz contra la tos asociada al resfriado.
  • El malvavisco es un excelente protector y reparador de las mucosas respiratorias y digestiva, que puede ayudar a una garganta irritada por tos seca.
  • El regaliz. La raíz de esta planta actúa como expectorante natural y favorece las secreciones, minimizando la tos y la inflamación.
Niña bebiendo té caliente en mesa cocina

Otros remedios que se han asociado a un efecto beneficioso sobre la tos por su efecto al ser inhalados son:

  • Vahos o baños calientes. Otro de los remedios clásicos para aliviar los síntomas del resfriado, y en especial la tos, tanto seca como productiva. Para potenciar su efecto lo mejor es utilizar hierbas como el eucalipto o el laurel. Si se opta por un baño de agua caliente, a su vez ayudará a la relajación muscular del cuerpo sometido al estrés de los efectos del catarro o gripe. Es importante mantener la estancia bien cerrada para que los vapores permanezcan dentro y puedan hacer efecto.
  • Ungüentos. El mismo principio que los vahos, pero sin agua. Se untan por el cuerpo, generalmente sobre el pecho, y actúan tras la inhalación de sus efluvios a la vez que calman la zona donde se aplican.
  • Cebolla en la habitación. Aunque no hay evidencia de que funcione, mucha gente sostiene que la cebolla es un expectorante natural, y recomiendan dormir con una, cortada en trozos en la mesita de noche, para reducir la tos nocturna.

Otras prácticas para aliviar la tos seca

  • Hacer gárgaras. Su objetivo es hidratar la garganta, ya que actúan por contacto directo con la irritación. Se puede optar por distintas variantes: con agua con sal, con agua con miel y limón o con miel y manzanilla.

Como dicen, el éxito en muchas ocasiones no es un logro individual, sino que llega al sumar y colaborar, aunque siempre se debe tener presente que ciertos remedios naturales pueden interaccionar con algunos medicamentos. Consulta con un profesional sanitario.