Qué es la tos alérgica y cómo combatirla

Hombre con alergia tosiendo en la naturaleza

Las personas con alergia saben que, para minimizar sus consecuencias, deben de estar alerta a los elementos que desencadenan la reacción y a los síntomas que la acompañan, como la tos alérgica.

Una rápida detección es la clave para combatir la alergia con rapidez y minimizar su impacto en el día a día.

Pero antes de hablar de tos alérgica debemos de tener claros dos conceptos: la tos y la alergia.

¿Qué es la tos?

La tos es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo ante agentes irritantes que deben ser expulsados de las vías respiratorias. Para facilitar la expulsión, el cuerpo genera un espasmo en la musculatura torácica con el que concentra una gran cantidad de aire que proyecta hacia el exterior.

Así pues, la tos es la forma natural con la que las vías respiratorias se limpian de partículas y cuerpos extraños, y por ello no siempre es recomendable eliminarla completamente.

A nivel general podemos diferenciar dos tipos de tos: tos húmeda o productiva según si va acompañada de mucosidad y expectoración (expulsión de moco) o tos seca o improductiva, si no hay mucosidad.

Según su duración, hablaremos de tos aguda, si desaparece antes de las tres semanas, o de tos crónica, si persiste más de ocho semanas.

Mujer mediana edad tosiendo interior piso

¿Cuándo hablamos de tos alérgica?

Ya hemos visto que tanto la tos como la alergia son mecanismos del cuerpo humano para defenderse y que ambos pueden tener causas muy diversas. Cuando la tos es consecuencia directa de una reacción alérgica es cuando hablamos de tos alérgica.

La tos alérgica viene provocada por los alérgenos que entran al cuerpo por inhalación. Es una tos seca inducida por la inflamación de las vías respiratorias que suele presentarse en combinación con otros síntomas (como estornudos, ojos llorosos o picor en la nariz).

Los alérgenos que más frecuentemente causan este tipo de reacción son:

  • Los ácaros del polvo
  • Los pelos de los animales
  • Las esporas de moho
  • El polen

También es importante saber que la reacción alérgica puede darse en mayor o menor grado dependiendo de:

  • Tiempo de exposición al alérgeno y cantidad/intensidad.
  • Factores ambientales y atmosféricos.
  • Patologías preexistentes en la persona alérgica.
Niña sonriendo en prueba alergia

¿Cómo prevenir la tos alérgica?

Como la tos alérgica es una reacción directamente asociada con una alergia, lo primero que debemos hacer si sospechamos de tos alérgica es consultar con un alergólogo, el médico especialista en alergias.

Tras su diagnóstico, parece lógico optar por evitar todo aquello que pueda desencadenar una reacción. Por ejemplo, si resulta que somos alérgicos al marisco lo mejor será no comerlo o hacerlo solo hasta la cantidad que nuestro cuerpo pueda tolerar.

Pero hay otros tipos de alergias más difíciles de evitar, como las de tipo estacional, frecuentes en primavera y en otoño. En este caso, a no ser que podamos evitar las estaciones mudándonos a ubicaciones con otros tipos de clima, no nos quedará más remedio que convivir con ellas.

Cuando no es posible bloquear el acceso de los alérgenos al cuerpo consultaremos con el alergólogo por si existen tratamientos preventivos o medicación para neutralizar sus efectos.

Si a pesar de las precauciones padecemos una reacción alérgica, debemos saber que estas acostumbran a desaparecer o bien al eliminar el contacto con el factor desencadenante o bien mediante la toma de medicación.

Según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), al menos un 30% de la población española se ve afectada por alguna alergia, y cada año aumenta el número de casos.

En muchas ocasiones, la alergia aparece de forma gradual, con lo que tardamos un tiempo en darnos cuenta de lo que sucede y ponernos en manos de un especialista. Además, en el caso de la tos alérgica, es habitual confundirla con la tos de un resfriado.

Así pues, una vez más, hay que estar atentos al “mensaje de la tos” y observar cómo es, cuándo sucede y qué síntomas la acompañan, para identificar la causa lo antes posible y ponerle remedio.

polen alergia

Conoce más tipos de tos

Te los contamos

¿Qué es la tos seca?

Tos nerviosa

Tos nocturna y ataques de tos

Flutox, un antitusivo pensado para ti

  • Sin lactosa ni gluten
  • En jarabe para adultos y niños mayores de 2 años
  • En comprimidos para adultos y adolescentes mayores de 12 años
Bodegon Flutox