Cómo tratar la tos seca durante el embarazo y la lactancia

Mujer embarazada con ataque de tos

Tos seca durante el embarazo, ¿qué puedo hacer?

No hay duda de que el embarazo es una de las experiencias más transformadoras que existen, ¡en todos los sentidos! Durante el proceso de gestación, el cuerpo de la mujer pasa por una serie de cambios que posibilitan traer una nueva vida al mundo.

Entre otras cosas, el embarazo altera el sistema inmune de la mujer haciéndola más propensa a contraer infecciones, padecer resfriados… y tos.

En primer lugar, es importante destacar que jamás deberemos tomar medicamentos para paliar los síntomas durante el periodo de gestación o de lactancia, a no ser que sean bajo prescripción médica.

Afortunadamente, la tos por sí sola no entraña riesgo para la madre ni para el bebé. Algunas de las causas más comunes son: Resfriado o proceso gripal, alergia o rinitis (inflamación de las mucosas nasales).

Los ataques de tos son incómodos, sí, como lo son para cualquier otra persona, con el agravante de que los músculos del abdomen sufren más la tensión.

Un buen consejo para reducir el dolor causado por la tos seca es dormir abrazando una almohada contra la barriga para aliviar la musculatura.

Mujer embarazada tumbada en sofá con malestar físico

En casos extremos, es muy importante consultar con el médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento e ir con cautela incluso con los remedios caseros y naturales.

No se trata de alarmarse, pero sí de extremar las precauciones, especialmente durante las primeras doce semanas de gestación, para asegurarse de que nada afecte el desarrollo del feto.

Del mismo modo, si la tos no remite, o va acompañada de otros síntomas como fiebre alta, vómitos o sangrados, hay que acudir al médico inmediatamente.

Tos durante la lactancia

Como ya hemos comentado, la tos en sí misma no perjudica al recién nacido, aunque sea intensa, aunque evidentemente el momento de dar el pecho es más incómodo para ambos.

Lo que sí hay que ir con cuidado es en evitar el contagio de enfermedades de la madre al bebé a través de la tos o estornudos: es importante extremar las medidas higiénicas y evitar respirar, besar o toser encima del bebé durante la fase más aguda del resfriado o gripe.

Por lo general no está contraindicado dar el pecho, aunque la mujer esté enferma, si está en condiciones de amamantar. De hecho, es incluso positivo hacerlo más a menudo de lo habitual para evitar el contagio al recién nacido, ya que a través de la leche las madres transmiten los anticuerpos que lo protegerán del contagio. Los anticuerpos son las defensas naturales del organismo contra los agentes patógenos.

En el caso de que la madre lactante se encuentre débil para amamantar, se puede extraer la leche artificialmente durante unos días y, cuando mejore su estado, continuar con la lactancia natural.

Mujer joven dando el pecho a bebé recién nacido

Las restricciones de medicamentos son muchas menos en la lactancia que durante el embarazo, por lo que, en caso de contraer alguna enfermedad o infección, la mayoría de las veces se podrá acudir al médico que determinará el tratamiento a seguir.

Prevención o tratamiento de la tos durante el embarazo y la lactancia

Hay una serie de recomendaciones generales dirigidas a las gestantes y a madres lactantes para prevenir, en la medida de lo posible, el contagio de enfermedades:

  • Dormir, descansar y hacer reposo.
  • Beber mucha agua o líquidos.
  • Despejar las fosas nasales con limpiezas periódicas de suero fisiológico.
  • Evitar ambientes secos, cargados de humo o polvo.
  • Tomar leche caliente con miel y limón.
  • Descansar con la parte superior del cuerpo ligeramente elevada.
  • Hacer ejercicio moderado
  • Hacerse un masaje presionando en los puntos de la cabeza donde haya dolor.
  • Darse un baño o una ducha de agua tibia.
  • Ventilar la casa para evitar el ambiente viciado.
  • Llevar una dieta saludable y adecuada a su estado.
  • Lavarse las manos con asiduidad.
  • Evitar grandes contrastes de temperatura.
  • Evitar ambientes contaminados.
  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Evitar el contacto con personas enfermas.

En resumen, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben mantenerse sanas para centrarse en disfrutar de esta etapa con plenitud.

Y para ello hay que cuidarse pero, ¡sobre todo!, dejarse cuidar.

Tos en el embarazo

Cuidamos de ti y de los más pequeños

La Tos Seca en niños

Descubre remedios naturales para ayudarte frente a la Tos Seca

Consejos para tratar la Tos Seca en niños